Estructura del comercio exterior Peruano




Si bien en los años de los 90 el valor de las exportaciones se ha incrementado, sin embargo, esto no ha sido suficiente para financiar el mayor crecimiento de las importaciones. Esto tiene que ver fundamentalmente con la estructura de nuestras exportaciones.
La composición de nuestras exportaciones aún sigue siendo básicamente de productos tradicionales, aunque con un ligero aumento de las exportaciones no tradicionales en los últimos años, es así que el valor de las exportaciones tradicionales que representaba el 70.1% en 1990, éstas disminuyeron a 64.3% en 1998; y lo contrario sucedió con las exportaciones no tradicionales, ya que éstas pasaron de 29.9% en 1990 a ser el 35.7% del valor de las exportaciones totales de 1998, el cual fue el coeficiente más alto de nuestra historia económica.
Sin embargo, el resultado de 1998 se debió principalmente a la fuerte contracción de las exportaciones tradicionales más que de las no tradicionales, debido a los efectos negativos del fenómeno de El Niño (por lo que disminuyó el volumen exportado de productos mineros, pesqueros y agrícolas) y de la crisis asiática (que influyó en la disminución de los precios internacionales de los productos tradicionales); estos factores influyeron para que el valor de las exportaciones en 1998 sea menor que el de 1997.
exportacion de peruanos

En cuanto al valor de las importaciones, no solamente este ha aumentado considerablemente en los años de los 90, sino también la composición de las importaciones ha sido diferente al de las décadas anteriores.
Dado el carácter de una economía pequeña e insertada al mundo globalizado y la naturaleza de la estructura productiva peruana, la composición de las importaciones por uso o destino ha cambiado considerablemente en los últimos 8 años, lo cual refleja claramente la estrategia y la política ejecutada por el actual régimen.
El cuadro 8 nos muestra que la proporción de las importaciones de los bienes de consumo aumentó considerablemente, de lo que representaba 11.7% del total de las importaciones en 1990, aumentó a 23% en 1998, mientras que la proporción de los bienes de capital casi no ha variado; en cambio los valores relativos de la importación de insumos y otros bienes disminuyeron en los años de los 90.

Esta estructura de las importaciones nos indica claramente que en estos últimos años, al eliminarse las cuotas y prohibiciones a la importación de bienes de consumo, la importación de estos bienes aumentaron considerablemente, razón por la cual, algunas empresas que producían o ensamblaba esos bienes importables en el Perú, dado su ineficiencia productiva, prácticamente quebraron y desaparecieron del mercado.